8 de septiembre de 2015

El té como forma de vida: Alicia Ocha y la Escuela Española del Té


Tenía 16 años cuando desarrolló una intolerancia fortísima a la leche. Y claro, algo tenía que desayunar por las mañanas para entrar en calor. Y así fue como Alicia Colmenar Ocha se aficionó poco a poco al té, hasta hacer de él su forma de vida.

“Al principio tomaba las bolsitas que venden en los supermercados. Y pensaba que eso no podía ser lo mismo que le encantaba a Óscar Wilde, que algo estaba haciendo mal” ríe.
Nos recibe en Un té para Alicia, su salón de té. Y como no puede ser de otra manera, tiene el té preparado.
“Nuestro objetivo es tomar el té como se toma en su país de origen, China”, explica.
Y por eso nos enseña una breve ceremonia Gong Fu Cha antes de tomar el té, en concreto un té milk oolong. ¡Buenísimo!

Ceremonia Gong Fu ChaCeremonia Gong Fu Cha

Ha participado en varios proyectos, en todos como especialista en té: en el Herbolario del Sol de invierno, en el Café de la Paca, Tekoe…

Pero podemos decir que todo empezó con Speak and Tea, que surgió cuando pensó que ya quería ponerse en serio con esto del té. Como su nombre indica, además de las catas de té, la esencia de Speak and Tea era reunirse un pequeño grupo de gente para tomar el té de forma distendida. Y de una de estas reuniones de domingo, nació La Escuela Española del Té.

La idea era poder ofrecer cursos de formación sobre el té, con un aspecto práctico, ya que en España no se ofrecían. “La certificación de la Escuela Española del té es un título privado, no hay homologación oficial, no porque no queramos, sino porque no existe”, explica.

Ofrecen varios cursos on-line: First Flush Certificate, Second Flush Certificate… cursos que ofrecen para acercar el mundo del té a los participantes, el primero de forma un poco mas amateur, y el segundo como algo un poco más experto. Durante el First Flush se aprende sobre los tés básicos: té negro, té blanco y té rojo. Pero durante el Second Flush se va más allá y también se enseña, por ejemplo, a hacer tus propios blends (mezclas) de té.
En septiembre comienzan los cursos presenciales.
Tienen preparado uno para enseñar la Ceremonia Gong Fu Cha.
La idea es enseñar las pautas en su versión larga (dura varias horas, por eso nosotros disfrutamos de una versión más reducida) y que se practiquen distintos infusionados.El año pasado, pasó la noche más terrorífica del año, la noche de Halloween, con un taller de taseomancia, enseñando a leer los posos del té. Y probablemente, se repita este año también.

Alicia y MaríaAlicia y María

La sede de la Escuela es la propia tetería de Alicia. Esto nos da una pista de todo lo que para ella implica este proyecto. ¡Y nos encanta!

Está dividida en una zona dedicada a los talleres, con una mesa alargada y taburetes altos, muy cómodos. Pero también tiene otra parte, con mesas y sillas para sentarse y charlar, y por supuesto, disfrutar de un buen té. Tiene cientos de ellos, sobre todo muchos blends.

Al acercarnos para ver más de cerca estos blends, nos llama la atención como están etiquetados: Paseando a Miss Daisy, Memorias de África… “Cada uno evoca una cosa diferente al tomarlo, por ello los hemos querido bautizar en función de eso. Por ejemplo: Memorias de África tiene cacao, café… “. Alucinante.

Esto nos lleva a hablar de otro proyecto suyo: el wedding tea. Unas chicas que habían montado un negocio de bodas, querían incluir un té para los invitados. “Lo primero, les dije que necesitaba saber cómo era la pareja que iba a casarse. Y en función de cómo me los describió, yo les hice un blend de té con lo que ellos me transmitían” Original, ¿verdad?

Alicia tiene aún muchos más proyectos en mente: “Me gustaría también hacer un taller de maridaje y flores comestibles”, cuenta.

De momento nos tendremos que conformar con los cursos que ya ofrece la Escuela, o con pasarnos por Un té para Alicia para que nos aconseje un buen té. Os lo recomendamos, ¡no os arrepentiréis!

Y por si os preocupa: no, con tanta cháchara no se nos enfrió el té. ¡Nos lo tomamos entero antes de que ocurriera!

Artículo original de MadridPlace.

No hay comentarios: