13 de agosto de 2014

El Té de Benzú

Sin duda, el mejor té con hierbabuena que se sirve en Ceuta, es el de Benzú.
Y, allí, justo en la frontera, el Cafetín Musical sirve el mejor té de Benzú.


Es uno de esos lugares que se levantan a base de cal entre el mar y la carretera, como el Roque de San Felipe, en Las Palmas de Gran Canaria. Lugares cuyo nombre y aspecto exterior no permiten al conductor descubrir sus secretos. Secretos de té hechos al amor de la lumbre, y una mano de Fátima que bendice el agua antes de caer a las teteras de cobre...


Ceuta huele a dulce, como el té verde de Benzú. Es el olor de las amendras tostatas, la miel y las especias, el olor del té con hierbabuena y el adobo para pinchitos. Así huele el Cafetín, con sus rejas comidas por la salitre a través de las que se puede ver el Peñón, e incluso las playas de Tarifa con sus surferos cabalgando el estrecho.


Es hermoso, el té dorado, las hojas verdes, las olas rompiendo bajo la ventana, espuma de mar que invade los saloncitos de baldosinado árabe cuando hay marejada. Un cielo enorme, una mujer dormida, té con hierbabuena y chuparquías. ¡Qué descubrimiento las chuparquías, estos dulces que reviven el recuerdo de niños jugando en los jardines de Tetuán! Un té dulce y dorado, un té moruno para compartir, y contar historias tan viejas como las ventanas del Cafetín Musical, donde se sirve el mejor té de Benzú.

No hay comentarios: