2 de abril de 2013

¿Quieres ser una chica "nippy"?


En sus orígenes, la palabra nippy se refería a las ágiles y eficientes chicas que servían el té en la selecta cadena de teterias británicas Lyons & Co. Se ganaron este apodo por la rapidez con la que atendían a los clientes (“nippy” significa rápido). Más tarde se utilizó como una forma coloquial de llamar a todas las camareras y actualmente esta palabra está ya en desuso. 

En los años 20 el mundo de la publicidad ya se había empezado a dar cuenta de que una mujer atractiva podía ser un buen reclamo para vender distintos productos, y el mundo del té no fue una excepción. En enero de 1925, la fotografía de una "chica nippy" apareció protagonizando una campaña publicitaria en todos los periódicos ingleses, especificando las prendas de su atuendo, que revolucionaron la estética de las mujeres: cofia bien centrada y con monogramas, nada de excesos de maquillaje ni pelos al viento, vestido negro limpio y bien planchado, zapatos bien lustrados, botones cosidos con hilo rojo, dientes cuidados, buena manicura



Las nippy llegaron a ser un icono nacional muy popular, especialmente para la clase trabajadora, ya que resultaban muy cercanas y accesibles a la gente y quizás eso fue buena parte de la clave de su éxito. Se hicieron tan famosas que hasta se vendian disfraces con sus uniformes para las fiestas de los niños. 

En 1930, el concepto "nippy" se adaptó para convertirse en la comedia musical de moda. La serie, interpretada por la popular actriz Binnie Hale, fue guionizada por Arthur Wimperis y Austis Melfrod, con música de Billy Mayerl. Su éxito fue tal, que incluso se grabaron canciones tan famosas como "The Toy Town Party" o "It must be you" para su comercialización

Cuenta la leyenda que incluso la primera ministra Margaret Thatcher trabajó en J. Lyons & Co. durante un breve periodo de tiempo a finales de 1940... sin embargo, nunca fue una "nippy", ya que en realidad trabajaba como química en los laboratorios de la marca en Hammersmith.

Si quieres saber más, échale un vistazo a estos artículos


No hay comentarios: