6 de enero de 2013

El Té & las Catequinas




El té es una rica fuente de catequinas, esa palabreja que se relaciona con la reducción del riesgo de padecer ciertas enfermedades, además de atribuírsele propiedades antiinflamatorias, antialérgicas y adelgazantes, todas beneficiosas para nuestro cuerpecito...

Pero, ¿qué son las catequinas?

Las catequinas son flavonoides que representan una de las mayores sustancias activas existentes en la planta del té.

Dentro de este flavonoide existen diversas variedades, todas presentes en el té: epicatequina (CEE), epigallocatequina (EGC) y, en mayor medida, gallato epigallocatequina (EGCG), cuya capacidad como antioxidante es entre 40 y 100 veces superior a las vitaminas C y E.

"Los flavonoides son compuestos fenólicos constituyentes de la parte no energética de la dieta humana. Se encuentran en vegetales, semillas, frutas y en bebidas como vino y cerveza. Se han identificado más de 5.000 flavonoides diferentes.
En un principio, fueron consideradas sustancias sin acción beneficiosa para la salud humana, pero más tarde se demostraron múltiples efectos positivos debido a su acción antioxidante y eliminadora de radicales libres.
Aunque diversos estudios indican que algunos flavonoides poseen acciones prooxidantes, éstas se producen sólo a dosis altas, constatándose en la mayor parte de las investigaciones la existencia de efectos antiinflamatorios, antivirales o antialérgicos, y su papel protector frente a enfermedades cardiovasculares, cáncer y diversas patologías."

Los flavonoides: propiedades y acciones antioxidantes
S. Martínez-Flórez, J. González-Gallego, J. M. Culebras* y M.ª J. Tuñón
Departamento de Fisiología, Universidad de León y Hospital de León. España

Entonces, ¿qué tienen de especial?

Los flavonoides poseen propiedades muy apreciadas en medicina, como antimicrobianos, anticancerígenos, disminución del riesgo de enfermedades cardíacas, entre otros efectos. También son conocidos por los cultivadores de plantas ornamentales, que manipulan el ambiente de las plantas para aumentar la concentración de flavonoides que dan el color a las hojas y a las flores.

Los flavonoides consumidos por el hombre le protegen del daño de los oxidantes, como los rayos UV (cuya cantidad aumenta en verano); la polución ambiental (minerales tóxicos como el plomo y el mercurio); algunas sustancias químicas presentes en los alimentos (colorantes, conservantes, etc). Como el organismo humano no tiene la capacidad de sintetizar estas sustancias químicas, las obtiene enteramente de los alimentos que ingiere. No son considerados vitaminas.


Al limitar la acción de los radicales libres (que son oxidantes), los flavonoides reducen el riesgo de cáncer, mejoran los síntomas alérgicos y de artritis, aumentan la actividad de la vitamina C, bloquean la progresión de las cataratas y la degeneración macular, evitan las tufaradas de calor en la menopausia y combaten otros síntomas.

Por esas causas son prescritas las dietas ricas en flavonoides, que se encuentran en todas las verduras. No obstante las concentraciones más importantes están en el brócoli, la soja, el té verde y negro, el vino, y también se pueden ingerir en algunos suplementos nutricionales, junto con ciertas vitaminas y minerales. En los frutos, las mayores concentraciones se encuentran en la piel, por lo que es mejor comerlos sin pelar, debidamente lavados previamente.

También es importante destacar que la concentración de los flavonoides también varía mucho entre plantas de la misma especie, por lo que se recomienda el consumo de verduras de buena calidad; y como los flavonoides se estropean con facilidad, es recomendado consumirlas en lo posible crudas, y si se cocinan no se recomienda el uso del microondas ni congelarlas antes de hervirlas.

Y, ¿es verdad que también adelgazan?

Un estudio doble ciego publicado en The Journal of Nutrition, concluyó que el consumo de 625 mg diarios de catequinas podría estimular la pérdida de grasa abdominal inducida por ejercicio y mejorar los niveles de triglicéridos.

Los hallazgos de este estudio sugieren que el consumo de unos 625mg diarios de catequinas procedentes del té verde potencian la pérdida de grasa abdominal inducida por ejercicio y que mejora los niveles circulantes de triglicéridos y de ácidos grasos. Por tanto, el uso de estos nutrientes sería una forma sencilla y cómoda de mejorar los resultados de los programas de pérdida de peso con ejercicio.

Tea catechins and exercise-induced weight loss
The Journal of Nutrition doi: 10.3945/jn. 108098293
Authors: Kevin C. Maki, Matthew S. Reeves, Mildred Farmer, Koichi Yasunaga, Noboru Matsuo, Yoshihisa Katsuragi, Masanori Komikado, Ichiro Tokimitsu, Donna Wilder, Franz Jones, Jeffrey B. Blumberg and Yolanda Cartwright
Laboratorios Lamberts

Así que, no te engañes: no hay dietas mágicas!! XD
Lo que importa de verdad es hacer una dieta variada (la mediterránea es perfecta, además de estar muy rica!!) y practicar un ejercicio moderado (paseitos por el parque a media tarde, escaparos algún sábado al campo de picnic) para activar el tono vital y estar sanísimos!!


Y ahora que ya sabéis un poco más sobre el té y las catequinas, espero que incluyáis poco a poco el té en vuestra dieta diaria para beneficiaros de todas sus ayuditas para nuestro boby ;)

No hay comentarios: